¿Es posible la felicidad sin esfuerzo?

En el post anterior adelantábamos que igual que para correr una maratón necesitamos entrenar nuestro cuerpo, para descubrir nuestra felicidad verdadera tenemos que entrenar nuestra mente. ¿Cuáles son las probabilidades de que, sin haber corrido nunca más de 20 minutos seguidos, nos levantemos un día y corramos una maratón? Pues seguramente sean más que las probabilidades de levantarnos un día y descubrir nuestra plena felicidad sin dedicarle un poco de esfuerzo.

Por ello, es posible que nos preguntemos ¿es posible la felicidad sin esfuerzo? La respuesta fácil es “no”. Aunque una vez descubramos la felicidad nos resultará medianamente fácil continuar siendo felices, lo cierto es que llegar a descubrir esa felicidad verdadera (y eterna) de la que aquí hablamos requiere de cierto nivel de esfuerzo. No solo es intrínsecamente necesario a la condición de ser felices, sino que además el propio esfuerzo hace que valoremos más dicha felicidad. Tal y como expone Cialdini en “Influence”, existe una relación directa entre la cantidad de esfuerzo que ponemos para conseguir algo y el valor que posteriormente le damos. Por eso mismo, el esfuerzo que pongamos en ser felices nos ayudará a valorar más nuestra propia felicidad.

La buena noticia es que no es necesario poner una cantidad desmesurada de esfuerzo para descubrir nuestra felicidad. De hecho, es posible aplicar el famoso principio de Pareto, también conocido como regla del 80/20, ya que será el 20% del esfuerzo el que nos ayude a ser felices el 80% del tiempo (en realidad, bastante más).

regla-de-pareto

¿Y qué significa esto? Pues ni más ni menos que no tenemos que convertirnos en expertos de la felicidad, o en filósofos o en psicólogos para aprender a aprovechar el 20% del conocimiento de estas ramas que nos ayudará a descubrir una felicidad (casi) eterna. Lo cierto es que simplemente aprendiendo algunos conceptos e ideas sobre el funcionamiento de nuestros pensamientos y emociones (mucho menos del 20% de la rama de la psicología) podremos aprender a ser felices casi todo el tiempo (99%, punto arriba, punto abajo). Con suerte este blog y mi libro “Felicidad Sin Fronteras” nos ayudarán en ello. Y más aún, una vez seamos plenamente felices nos enseñarán cómo extender esa felicidad al resto del mundo.

Y tú, ¿crees que se puede alcanzar la felicidad sin esfuerzo? ¡Deja tu comentario y continuemos el debate!

2 thoughts on “¿Es posible la felicidad sin esfuerzo?

Add yours

  1. Muchas gracias Cate por tu comentario! Me alegro mucho de que el post te ayude a sentirte feliz. El libro está en proceso de revisión ahora mismo. Mientras se publica, espero que mi blog nos siga ayudando a todos para aprender a ser felices. Muchas gracias por el apoyo!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: