¿Todavía crees en el truco de la zanahoria para motivarte?

Desde pequeños estamos acostumbrados a ver en la tele el viejo truco de la zanahoria empleado para hacer caminar a un burro y que posteriormente también se ha utilizado como metáfora de la motivación humana.

Dice la leyenda que había un señor que tenía que llevar sus zanahorias al mercado muy temprano para venderlas a un buen precio. Sin embargo, al poco de andar el burro se detuvo y, para que avanzara, el señor lo golpeó con un palo. El burro respondió al castigo y avanzó un trecho, pero al poco de andar, cuando se olvidó del dolor, volvió a detener la marcha. El dueño de las zanahorias volvió a golpear al burro, y así transcurrió un buen rato. Tanto golpear al burro que se compadeció de él y se acordó de que al burro le gustaban las zanahorias. Así, le dió una zanahoria, motivando al burro a mover la carga hacia el mercado. Estuvo un rato haciendo esto con zanahorias y se dió cuenta de que si seguía así se le iban a acabar las zanahorias y su ganancia. Finalmente se le ocurrió utilizar el palo para amarrar la zanahoria y ponerla frente al burro. De esta forma consiguió motivar al burro sin perder zanahorias y llegar al mercado.

Esta teoría de la zanahoria y el palo se originó en el siglo XIX, cuando Jeremy Bentham, un filósofo inglés, teorizó que toda acción humana es impulsada por la evitación del dolor y la consecución del placer. Este tipo de motivación relacionada con los premios y los castigos es lo que hoy en día se conoce como motivación extrínseca.

motivacion intrinseca

Sin embargo, la ciencia ha demostrado que en la mayoría de trabajos de nuestra sociedad en el siglo XXI este tipo de motivación no solo no nos motiva, sino que en muchos casos nos desmotiva. Por el contrario, la verdadera motivación que consigue movernos y mantenernos felices y exaltados es la motivación intrínseca. Daniel Pink, autor de cinco best-sellers y considerado uno de los mejores business thinkers de la actualidad, desarrolla extensamente el concepto de motivación intrínseca en su libro “Drive: La sorprendente verdad sobre qué nos motiva“. En esta obra maestra Pink nos demuestra cómo este tipo de motivación está basado en tres aspectos fundamentales:

  • Autonomía: poder realizar tu trabajo con el equipo que tú quieras, utilizando los recursos y herramientas que desees y teniendo poder de decisión sobre el camino o método a emplear.
  • Competencia: entendida como el dominio de las habilidades y conocimientos. Puedes llegar a ser competente en tu trabajo gracias a un entrenamiento adecuado y a un entorno que te permite desarrollarte.
  • Finalidad: en mi opinión esta es la más importante ya que se trata de nuestra capacidad de ver nuestra contribución a algo mayor que nosotros mismos, algo más importante para nuestra comunidad, nuestro país o nuestro planeta. Debemos ver no solo nuestra pequeña tarea sino todo el conjunto superior.

Cuando conseguimos aplicar estos tres aspectos a nuestra vida personal y profesional, entonces alcanzaremos la verdadera motivación intrínseca y estaremos plenamente motivados para dar lo mejor de nosotros mismos y ayudar a los demás a conseguirlo también.

Y tú, ¿estás motivado en tu vida/trabajo extrínsica o intrínsicamente?

 

One thought on “¿Todavía crees en el truco de la zanahoria para motivarte?

Add yours

  1. Nunca había escuchado la metáfora de la zanahoria. Muy interesante.
    Pues la verdad que ni siquiera las zanahorias me podrían motivar en mi trabajo ahora mismo!!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: